5 tendencias del marketing en 2018

Los departamentos de marketing de las empresas están más ocupados que nunca diseñando las nuevas estrategias para 2018. Lo primero es mirar hacia “dentro”: qué funcionó en el 2017, cuáles son las plataformas y herramientas más útiles para extraer aprendizajes o qué sentimiento genera tu marca. Después, ten en cuenta estas tendencias que se esperan para 2018 y podrás reforzar aún más tu plan de acción:

1) Marketing de contenidos. Formato largo, fuentes fiables y mejor calidad

¿Cuántas noticias falsas leemos al cabo del día? Aunque Facebook ha experimentado sobre cómo detectarlas y existen herramientas para evaluar la información que se comparte  online, lo cierto es que resulta complicado discernir, algunas veces, si un suceso ha tenido lugar (hay sitios que incluso rentabilizan el hecho de compartir estas noticias fake).

¿Repercutirá esto en los contenidos que compartas este año? Si quieres que la gente confíe en tu negocio, pensamos que sí. Los usuarios serán cada vez más exigentes y demandarán noticias más elaboradas y escritas por expertos y profesionales que hayan recurrido a fuentes fiables. El contenido del futuro, omnicanal y multiformato, lo elaborarán de la mano diseñadores, expertos en SEO y en formatos audiovisuales y especialistas en redes sociales. Conoce las tendencias informativas con BuzzSumo, mide el éxito de tus campañas y la percepción general de tu marca con Brandwatch Analytics y, después, lleva todos tus insights a la practica.

El formato vídeo debe formar parte habitual de tus contenidos. No se trata de un vídeo de forma aislada para hablar de un producto o de una campaña. Ya vimos que este formato genera el mayor volumen de interacciones en Facebook (aunque el promedio de interacciones en esta red social disminuye en general), con lo que tiene que centrar una parte importante de tu estrategia de contenidos.

Ten en cuenta que el canal importa, con lo que puedes utilizar Instagram para hacer vídeos más cortos (el máximo que permite es de 1 minuto) sobre la cultura de tu marca (se conoce como heritage) y Facebook para difundir vídeos de una longitud mayor (videotutoriales, eventos, casos de estudio, el “día a día” de tu empresa a través de Facebook live…), por señalar varios ejemplos. Es cuarenta veces más probable que se comparta un contenido visual que cualquier otro tipo de contenido y, por señalar otro dato relevante, la mayoría de usuarios interactúa diez veces más con un vídeo en directo que con un vídeo pregrabado. Es lo que parece: en 2018 seguiremos viendo más live streaming.

2) Influencers, más transparencia

¿Qué marca no colabora hoy en día con un influencer? Gracias a los prescriptores, las marcas trasladan sus valores y su lado más humano a seguidores que empatizan con esas personas. Este ha sido un tema muy recurrente para nosotros, pero seguimos comprobando cómo, en algunos casos, la falta de transparencia suscita suspicacia entre los compradores. Su capacidad de prescripción se ha fundamentado en la credibilidad que les conceden sus seguidores, quienes son cada vez más conscientes de que, por lo habitual, existe una contraprestación económica cuando hablan de ciertos productos o servicios.

En Estados Unidos existe una política de transparencia más clara respecto a este tipo de publicidad, pero en el caso de España y de Latinoamérica es poco frecuente que los influencers especifiquen si se trata de un post espontáneo o de una colaboración pagada, a pesar de que, al tratarse de una actividad con fines comerciales, no se pueden obviar las leyes que ya existen sobre protección al consumidor o Propiedad Intelectual.

Una buena práctica, como recoge esta quía del IAB Spain, es firmar un contrato entre la marca y el influencer, además de especificar en las publicaciones si se existe un acuerdo de colaboración.

3) Vivimos en el móvil

Nos ha dejado de interesar literalmente lo que sucede a nuestro alrededor, ya que ese entorno se ha trasladado a un espacio menos tangible: el móvil. Algunas fuentes señalan que miramos el móvil más de 80 veces al día; en 2020, el 70% de la población utilizará el smartphone, según publicó Ericsson.

Estos datos nos dan una pista de hacia donde tienden todas las estrategias de marketing que pretendan ser exitosas: Experiencias digitales mucho más avanzadas gracias a la realidad aumentada, como prueba Ikea con esta app que te permite comprobar como queda un mueble en tu, vídeos 360 grados y decenas de accesorios para el móvil, diseños modulares (uno de los mejores ejemplos es Pinterest) y un customer journey personalizado y satisfactorio en todas sus fases.

En vista de esto, es posible que el banner como formato publicitario se resienta bastante. ¿Qué sientes cuando estás leyendo un periódico y, de repente, un banner se interpone entre el contenido y tú? Sí, precisamente a eso nos referimos.

El social messaging (mensajería social), con aplicaciones como WeChat y WhatsApp, está en la mente de todos los responsables de marketing. ¿Será el año de la publicidad en WhatsApp? La plataforma alcanzaría unos niveles de rentabilidad insospechados pero…¿estamos preparados para que los anuncios se cuelen en un espacio de conversación tan íntimo?

4) Cambios en las redes sociales

No es que Facebook pierda fuelle (es la red social mayoritaria dos mil millones de usuarios activos al mes), es que su discurso puede encajar menos con las nuevas generaciones de usuarios. Instagram y Snapchat satisfacen esta necesidad apremiante de los más jóvenes por aprehender el mundo a través de imágenes, micromomentos (ambas plataformas son muy populares por sus stories, aunque Facebook también los incorpora) y emojis.

Los usuarios más ‘tiernos’ de las redes sociales han asentado un nuevo estilo de vida tan efímero como intenso. Son ellos mismos, sin duda, co-creadores del contenido y protagonistas de fugaces interacciones que no les comprometen demasiado con las marcas a las que siguen.

En una investigación reciente, aportamos una gran cantidad estadísticas sobre las principales plataformas, destacando Snapchat -el rango de edad de sus seguidores oscila entre los 18 y los 34 años- e Instagram -un 32% la consideran la red social “más importante”- como las que cuentan con un mayor grado de penetración entre el público joven. De hecho, algunos estudios vaticinan una de usuarios jóvenes desde Facebook a Snapchat o Instagram por su carácter más visual.

5) Monitoriza y segmenta tus audiencias

Parece obvio que, antes de crear cualquier campaña o publicación, debes conocer a tu audiencia y saber cuáles son sus necesidades o cómo perciben tu marca. Si han reaccionado mejor hacia una campaña o si, por el contrario, uno de tus productos no tuvo la aceptación que esperabas. Sin escucha social es muy complicado llevar a cabo una estrategia de éxito. Cuanto más conozcas a tu audiencia, más podrás hacer por ella. Es así de sencillo.

Brandwatch Analytics y Brandwatch Audiences se han creado especialmente para dar respuesta a todas estas preguntas. Independientemente de si tu contenido es orgánico o pagado, segmenta todo lo que puedas tus campañas para que la experiencia con tu marca sea totalmente personalizada o afín a los intereses de tus seguidores. Considera tu producto, escoge la mejor plataforma para crear contenido según sea tu público objetivo, aplica los insights que el Social Listening te permite conocer de tus seguidores y, después, haz un seguimiento continuo para ofrecer a tus clientes lo que necesitan. Y, si puede ser en tiempo real, mucho mejor.

Fuente: https://www.brandwatch.com/es/2017/12/tendencias-del-marketing/

Comments are closed.