Audio branding: el ritmo de las marcas.

¿Cuántas veces hemos ligado estrechamente una canción a un anuncio, una marca y su experiencia?, ¿Qué tan interiorizadas tenemos melodías de las marcas con las que interactuamos diariamente?

El Audio Branding  tiene como objetivo construir un sólido relato sonoro que se identifique con los valores de la marca y permita diferenciarse de las demás aportándoles más valor. Grandes marcas  han creado ventajas competitivas considerables debido a que la tienen en cuenta a la hora de crear, reforzar o renovar su identidad corporativa.

El Audio Branding busca conseguir una sólida construcción de marca que genere una experiencia consistente, todo gracias al sonido como un rico y versátil canal capaz de actuar como un himno, de apoyar la fidelización de los consumidores y fomentar la sensación de cercanía y pertenencia.

Existen estudios psicológicos que han demostrado que los sonidos humanos están fuertemente asociados con un recuerdo especial. El mundo sonoro tiene esta capacidad única para hacer recordar ciertas experiencias, una ventaja decisiva cuando se trata de construir una marca fuerte en la mente de los consumidores.

Para una efectiva estrategia de Audio Branding es necesario:

  • Entender la metodología utilizada para generar los sonidos y su repercusión en el receptor. Por ejemplo, no tienen el mismo efecto los graves que los agudos, las melodías lentas que las rápidas…
  • No enfocarse únicamente en melodías o jingles. Hay que reflexionar de forma holística y dar importancia a otros sonidos como los que se producen al abrir un producto, al pisar el suelo de un local o incluso el tono de voz del personal.
  • Ser constante y mantener la identidad sonora de forma prolongada.
  • Ser memorable y lo suficientemente diferencial para facilitar la correcta asociación entre sonidos y marca.

Pero, lo más importante:

Ser coherente con los valores, personalidad, comportamiento y posicionamiento de marca. Es decir, el Audio Branding  debe responder a una estrategia de marca previa.

En definitiva, cada punto de contacto musical con el consumidor es una oportunidad clave para profundizar la relación que tienen con la marca. Una marca debe ir más allá del logotipo, colores y tipografías y debe dejar huella en las personas. Debe inspirar sentimientos, aportar valores, crear emociones, despertar recuerdos y ser memorable. Sólo así conseguirá hacerse única y relevante.

Como asegura Nanette Nielsen: “Podemos cerrar los ojos, pero no los oídos”.

Fuente: http://www.branderstand.com/audio-branding-marcas-que-dan-la-nota/ 

Tomado del artículo escrito por Marina Moreno y Rubén González-Román

Comments are closed.