Cómo fidelizar a tus clientes

Los psicólogos Roy Baumeister y Mark Leary describen en su hipótesis de la pertenencia: «las personas tenemos una necesidad psicológica básica de sentirnos conectados con otros, y esos vínculos afectuosos de las relaciones cercanas son una parte importante de la conducta humana».

Todos sabemos que conseguir nuevos clientes es mucho más costoso y dispendioso que fidelizar a los ya existentes, un cliente que ya nos ha comprado ya conoce nuestra marca y es más probable que vuelva a hacerlo que un consumidor nuevo, es por eso que convertirlos en verdaderos seguidores y fanáticos de una marca es el camino ideal.

 

Lo primero es conocer al cliente

Conocer a tu cliente es lo más inteligente que puedes hacer, trata en  lo posible de hacer una radiografía de sus hábitos, sus preferencias, capacidad de compra, frecuencia, gustos, todo esto te ayudará a entender mejor sus necesidades y darles soluciones estando en el momento indicado y sobre todo que sepa que lo entiendes, así podrás construir una relación más fuerte, confiable y duradera.

 

Aumenta el reconocimiento de marca

Si un cliente se identifica con tu marca, seguirá comprándola. A los clientes les gusta que las marcas sean sinceras, que en verdad cumplan con lo prometido, comunícate con mensajes auténticos y relevantes, haz que se destaque de la multitud.

 

Desarrolla un excelente servicio al cliente

Mantener siempre el contacto con el cliente es muy importante, especialmente en el periodo de postventa.  Está atento a resolver sus inquietudes a conocer su experiencia de compra y de uso del producto, que sepa que está allí, mantener el contacto te permite darle al cliente una mayor satisfacción de compra. Con esta estrategia además puedes conseguir más información del cliente la cual servirá en el futuro para mantener la comunicación cercana y fluida con él. Esta etapa es fundamental para lograr la plena satisfacción del cliente, un paso básico y muchas veces definitivo para conseguir su fidelización.

 

Crea programas de fidelización

Es una estrategia clásica con una gran efectividad. Dar recompensas o incentivos a tus clientes más fieles marca la diferencia con la competencia y sobre todo mantiene a tus clientes satisfechos y felices. Los clientes pueden recibir tarjetas de membresía, regalos de bienvenida, noticias de interés, etc.

Estos programas además de afianzar más la relación con ellos y aportarle al crecimiento de tu negocio.

 

Sorprende al cliente de forma inesperada

Qué tal enviarle una tarjeta de felicitación con un bono de descuento o algo similar a tu cliente el día de su cumpleaños, de su aniversario… recuérdale que siempre lo tienes presente y es muy importante para la marca, seguramente agradecerá el detalle y volverás a tenerlo en tu tienda.

 

Crea sentido de pertenencia

Pídele opiniones a tus clientes acerca de los nuevos lanzamientos de productos, sabores, texturas, etc. Haz que se sientan parte de la empresa, que su opinión es muy valiosa, que sepan que constantemente trabajas por y para ellos entregándoles lo que quieren. Comunícales también las acciones sociales o ecológicas que la empresa desarrolla e invítalo a que tome también acciones y haga parte de ellas.

Comments are closed.